20 dic. 2010

Mis mejores deseos

Dice un proverbio chino, creo, que hay tres cosas que no nunca pueden volver atrás: La flecha lanzada, la palabra pronunciada y la oportunidad perdida.
En este caso no querría perder la oportunidad de expresar, pronunciándome en voz alta, que en estas fechas que se aproximan, como cada año, me resulta inevitable volar con mis recuerdos hacia otras etapas de mi vida en las que la navidad me parecía sencilla, alegre y llena de momentos que quedaron reflejados en algunas de las fotos que conservo. Sin más.
No se cuestionaban tantas cosas. La navidad está por encima de las creencias, eso lo sabe todo el mundo y lo que a mí me sirve es la energia sumada de tantas personas que en estos días desean para los demás y para ellos mismos un mejor año que el que han tenido, un sueño hecho realidad, estar sanos y poder comerse el mundo a pedacitos, un abrazo, un beso, un villancico.
En realidad me gusta mucho la navidad aunque huya, desde hace unos años, de algunos estereotipos. Siento las faltas de aquellos que ya no nos acompañan pero pienso en ellos y sonrío, porque los quisimos mucho. Tengo suerte.
Querría lanzar una flecha llena de estrellas blancas, que atravesaran todo el planeta y lo sacudieran hasta hacerlo reaccionar, por todos aquellos para los que la navidad sigue siendo un momento de reencuentro, de reunión, de risas, de villancicos y panderetas, de alegria, sin más.
Os quiero desear a tod@s unas fiestas alegres, sencillas, tranquilas y en paz. Yo lo voy a intentar. Deseemos que el año nuevo llegue lleno de todo lo que más nos guste y de todo aquello con lo que hemos soñado.
¡FELIZ NAVIDAD!
PepaFraile 2010

4 dic. 2010

"Falsas Apariencias" de Noelia Amarillo MUY RECOMENDABLE

Vamos a decir que, como nunca he hecho una reseña literaria porque, no sé, no ha venido al caso, no se si esta humilde opinión podrá considerarse tal cosa.
Lo cierto es que, a través de otra amiga facebouquiana, conocí a Noelia Amarillo y desde entonces hemos compartido comentarios, ánimos y abrazos a través de la red. ¡Se hizo mi primera seguidora en mi blog! Y se lo agradecí muchísimo.
Bien, ahí voy con mi comentario de su primer libro publicado “Falsas Apariencias”. Lo haré como si le estuviera escribiendo una carta, o mejor, como si le estuviera escribiendo un email, como los que escribe C3PO.

De: PepaFraile
C: Noelia Amarillo.
CC: Tormundo que lo quiera leer, que espero que cada día sean más.

Asunto: ¡Tu libro me ha parecido la ostia!

Noelia, por fin he acabado tu libro y no me puedo quedar con las ganas de decirte algunas cosas.
Luka me parece una mujer que representa a otras muchas mujeres que cargan como pueden con la mochila de su pasado, viven, sufren, piensan más de lo que hablan y tienen una cosa muy clara: Por fin han decidido quererse, vivir su vida cómo y con quien quiere tener a su lado (“sus niñas”, sus amigas y amigos…), aunque eso les valga ser recelosas y hasta un poco bordes.
Bajo esa apariencia se ve a una mujer de carne y hueso, con un corazoncito algo endurecido, que no la deja respirar hondo, tanto como ella quisiera.
Y ahí es cuando llega Drácula. Leches! Como dirías tú (me encanta la expresión). Un tío que está bastante bueno. El “tipejo” es empresario nada menos, y parece venido de otra galaxia Jussss! (otra que me parece lo más). Qué monstruo, tú ya me entiendes.
Que Drácula venga de Barcelona también me ha gustado mucho, aunque no sé por qué estaba harto de vivir allí el chaval (ahí me sale la vena). Ah bueno, era por los padres. Que se instalara en Madrid también me parece estupendo, es una ciudad preciosa y claro, si no hubiera sido así no hubiera podido conocer a su chica.
Vaya forma de conocerse…y re-conocerse, ¡espectacular!
La mezcla de sentimientos, sexo (guau, Se te caen la babas de vez en cuando ehhh), las relaciones humanas y el sentido del humor que imprimes en tus personajes hace que parezcan lo que son, gente normal que tiene días buenos y días malos, como todo el mundo.
Claro, si sigo escribiendo igual y me cargo el libro para los que no lo hayan leído y como pienso colgar esto en mi blog ahí les digo: HAY QUE LEER “FALSAS APARIENCIAS” de Noelia Amarillo, y si no lo encontráis fácil lo compráis por Internet.
No estoy acostumbrada a leer novela romántico-erótica o viceversa, pero creo que me voy a aficionar. Me alegro mucho de conocerte, ojala nos podamos abrazar pronto y te daré, te lo aseguro, un abrazo de oso.
PepaFraile

1 dic. 2010

Una misa de funeral con sonrisas y lágrimas

Ir a un entierro siempre es triste, desde luego. No importa de quien sea. En algunos casos ni siquiera se conoce al finado y una asiste así haciendo compañía y sumándose a la tristeza del amig@ o del compañero de trabaj@ . Esto es lo que me ha sucedido a mí esta semana. Aunque parezca extraño, y con todos los respetos a una ceremonia tradicionalmente cristiana que por principios no me dice nada, tengo que admitir que valió la pena formar parte de ese conjunto de personas que rendían el último homenaje a un hombre viudo hacía muchos años, que formó parte de una familia con cuatro hijos. Alguien que seguramente tuvo una vida sencilla y vivió para trabajar, forjar un futuro y enseñar a sus hijos "a volar". Estas fueron algunas de las expresiones que formaron parte de uno de los discursos que se ofrecieron en esa liturgia. Un discurso claro, sincero, cargado de emociones, de anécdotas y de recuerdos que quebraron la voz del orador en algunas ocasiones, pero no la acallaron en ningún momento. Esa expresión, "enseñar a los hijos a volar" levantó en mi un sentimiento que no pude reprimir más que con lágrimas. Se estaban refiriendo a mi compañero de trabajo. Él es "especial", y cuando digo especial lo digo porque es alguien que nació con muchas dificultades para volar, para emprender el vuelo que casi todos iniciamos cuando nos hacemos mayores y al que su familia ha protegido de forma especial toda su vida. "El pardelet"(el pajarillo), así lo llamó su hermano, y ahí él se vino abajo. Movía la cabeza de arriba a abajo, seguramente queriendo disimular sus propias emociones, aunque estoy segura que estuvo de acuerdo con todo lo que su hermano decía. En su trabajo es bien valorado y todo el mundo lo cuida para que no se nos ponga malito, creo que a él le gusta. Vivía con su padre , con el que seguramente compartía muchos momentos del día y de la noche, solos, desde hacía muchos años. Uno de sus hermanos lo cuidará a partir de ahora. Seguro que estará muy bien.
En esta ceremonia de funeral, bastante clásica en su concepto y bastante carca para mi gusto, de pronto se escucharon expresiones como "salut i força al canut", escritas en una carta por la madre antes de morir, y se pidió un aplauso al fallecido, como el último homenaje a un hombre al que seguramente muchos conocían en la ciudad y que seguramente recogió allí donde se encontrara. Fue una misa en la que, sin conocer al principal protagonista, lloramos pero también reímos. Es curioso.
Mereció la pena ir, nuestro compañero de trabajo lo agradeció muchísimo y es posible que el párroco todavía no haya salido de su asombro.
PepaFraile 2010

Páginas vistas en total