14 abr. 2012

Frustación...

Tengo ganas de gritar, pero no puedo...
O sí, pero en cada intento se me corta el aliento y una punzada atraviesa a través de mí cortándome el aire.
En esos momentos me ahogo paralizada, busco, araño, pero no encuentro...
La furia se apodera de mí para dejarme vacía de nuevo en un momento.
No llego a tí por más que lo intente.
A quien contar, a quien decir...a nadie.
A tí, que lees en silencio, mientras yo intento aplacar mi angustia reflejando en unas letras que todo es oscuro por un instante.
Sé que más tarde amanecerá...como otras veces.
Que la fina distancia entre nuestros mundos enfrentados se hará más gruesa...como otras veces.
Que el amor que siento por tí volverá, incondicional, a devolver la sonrisa que siegas sin querer tantas veces...
No hay nada que demostrar.
Ahora te toca a tí.
Yo te he querido siempre.

Páginas vistas en total