26 sept. 2012

Mis años...son míos

En el día de hoy, uno como otro cualquiera, cumplo 47 años, algo que hasta hace bien poco parecía muy lejos. Y ahí están, estupendos, derechos como una vela, (ejemm...), sostenidos en el día a día rascando ganas de vivir, de reír y de estrujar todos los momentos, los buenos y los demás rodeada de todos a los que quiero y me quieren. Y están ahí gracias a ellos, a mis padres. A ellos quiero rendir este pequeño homenaje por haberme convertido en la persona que intento ser cada día. Íntegros, trabajadores, capaces, cariñosos, e imperfectos, como todos los seres humanos, han conseguido mucho más de lo que la vida parecía prometerles cuando, antes de ser personas adultas, ya tuvieron que ganarse su sustento. De ellos he aprendido, entre otras cosas, que luchar y esforzarse por las cosas que te importan dignifica; Que no es más feliz quien más tiene; Que el cariño no se compra con el regalo más caro y que aparentar lo que uno no es, no lleva a otra cosa más que a la infelicidad. Algunas cosas me han costado más que otras, no creáis, pero, por suerte, la edad me aclara la vista, me ablanda el corazón y me da muchas oportunidades de ver mirando más allá de lo que captan mis ojos. No acierto siempre, pero sigo intentándolo. Puaggg…. Hoy quiero ser más feliz que ayer y menos que mañana. Hoy quiero desterrar todo aquello que no quiero. Hoy quiero pensar en positivo. Hoy quiero soñar con todo lo bueno que me espera. He dicho. 
PepaFraile 2012

Páginas vistas en total