20 mar. 2011


Pedazos de mi tiempo...

Estoy super ilusionada con la novela que estoy escribiendo.Si la llego a publicar, cosa que pretendo conseguir, será la bomba. Cada vez está más cerca de ver su fin...aunque ello me esté costando más tiempo del que querría, porque ya tengo otras historias en mi cabeza. Normalmente a las 11 de la noche estoy pal arrastre y como madrugo bastante, tengo que ir rascando pedacitos de tiempo en los que darle forma a este sueño en el que se ha convertido mi historia. Os dejo una pequeña muestra.

"...Llegó hasta la puerta, miró su reloj y comprobó que ya eran casi las seis de la tarde. Trató de respirar hondo, aunque no lo consiguió y se dispuso a presionar el timbre. Parecía que el corazón le iba a saltar por los aires aunque hizo lo imposible por poner una buena cara. Los segundos se le hacían eternos. Volvió a llamar. Se agarró a su bolso, apoyó la otra mano en la pared y afinó el oído a la espera de escuchar algún movimiento que le indicara que detrás de aquella puerta había alguien. Por fin escuchó al otro lado unos pasos que se aproximaban hasta ella lentos y pausados. De repente sintió unas ganas de llorar irrefrenables. Por un segundo pensó que se iba a caer redonda al suelo. Se abrió la puerta y al otro lado apareció la figura de un hombre mayor en zapatillas de andar por casa, con el pelo completamente blanco y unas entradas en su frente que mostraban el paso de los años. Algo encorvado, llevaba puestas unas diminutas gafas y un periódico en la mano. Se miraron y ninguno de los dos dijo nada. Los ojos de aquel hombre se hicieron más grandes al tiempo que abría la boca en un gesto de asombro. Los ojos de Elena se llenaron de lágrimas al tiempo que su boca trató de esquivar el nudo en la garganta que sentía en aquel momento.
- ¿Papá?, acertó a decir sin más.
- ¿Elena? Contestó Miguel cayéndole el periódico de la mano.
Elena se aproximó a su padre, que no había podido moverse del sitio y se fundió en un abrazo con él que no necesitó más palabras. Él la apretó contra sí y lloraron desconsoladamente durante unos segundos en los que no se separaron ni un momento..."
Pepafraile 2011

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Engancha, engancha . . . y eso es bueno y difícil de conseguir. Adelante con tu sueño!
Ángeles

korne55 dijo...

Parece interesante....

Publicar un comentario

Me encantará leer tu opinión. Sé una de esas personas...

Páginas vistas en total