20 dic. 2010


Mis mejores deseos

Dice un proverbio chino, creo, que hay tres cosas que no nunca pueden volver atrás: La flecha lanzada, la palabra pronunciada y la oportunidad perdida.
En este caso no querría perder la oportunidad de expresar, pronunciándome en voz alta, que en estas fechas que se aproximan, como cada año, me resulta inevitable volar con mis recuerdos hacia otras etapas de mi vida en las que la navidad me parecía sencilla, alegre y llena de momentos que quedaron reflejados en algunas de las fotos que conservo. Sin más.
No se cuestionaban tantas cosas. La navidad está por encima de las creencias, eso lo sabe todo el mundo y lo que a mí me sirve es la energia sumada de tantas personas que en estos días desean para los demás y para ellos mismos un mejor año que el que han tenido, un sueño hecho realidad, estar sanos y poder comerse el mundo a pedacitos, un abrazo, un beso, un villancico.
En realidad me gusta mucho la navidad aunque huya, desde hace unos años, de algunos estereotipos. Siento las faltas de aquellos que ya no nos acompañan pero pienso en ellos y sonrío, porque los quisimos mucho. Tengo suerte.
Querría lanzar una flecha llena de estrellas blancas, que atravesaran todo el planeta y lo sacudieran hasta hacerlo reaccionar, por todos aquellos para los que la navidad sigue siendo un momento de reencuentro, de reunión, de risas, de villancicos y panderetas, de alegria, sin más.
Os quiero desear a tod@s unas fiestas alegres, sencillas, tranquilas y en paz. Yo lo voy a intentar. Deseemos que el año nuevo llegue lleno de todo lo que más nos guste y de todo aquello con lo que hemos soñado.
¡FELIZ NAVIDAD!
PepaFraile 2010

1 comentarios:

Noelia Amarillo dijo...

Feliz Navidad preciosa, me ha encantado esta entrada.

Publicar un comentario

Me encantará leer tu opinión. Sé una de esas personas...

Páginas vistas en total