14 abr. 2012


Frustación...

Tengo ganas de gritar, pero no puedo...
O sí, pero en cada intento se me corta el aliento y una punzada atraviesa a través de mí cortándome el aire.
En esos momentos me ahogo paralizada, busco, araño, pero no encuentro...
La furia se apodera de mí para dejarme vacía de nuevo en un momento.
No llego a tí por más que lo intente.
A quien contar, a quien decir...a nadie.
A tí, que lees en silencio, mientras yo intento aplacar mi angustia reflejando en unas letras que todo es oscuro por un instante.
Sé que más tarde amanecerá...como otras veces.
Que la fina distancia entre nuestros mundos enfrentados se hará más gruesa...como otras veces.
Que el amor que siento por tí volverá, incondicional, a devolver la sonrisa que siegas sin querer tantas veces...
No hay nada que demostrar.
Ahora te toca a tí.
Yo te he querido siempre.

2 comentarios:

Marta González-Peláez dijo...

Imagino que te refieres a Frustración.
=========================================

Hola Pepa:


La frustración se produce cuando las expectativas personales no coinciden con los hechos reales. Los motivos del sentimiento de frustración no dependen de la gestión directa, ni de la voluntad de la persona frustrada, pues son exógenos y ella no puede hacer mucho para cambiarlos. Lo que frustra no es solo la adversidad como el hecho de que los acontecimientos no sucedan, o no se produzcan como la persona esperaba.

En este mundo complejo y convulso en el que vivimos, cada vez más existen personas frustradas por motivos personales o profesionales o por ambos.

La falta de comunicación personal (pese a estar ya en la era del 3.0 o 4.0) y la despreocupación hacia los demás puede provocar frustración.

Bueno Pepa no quiero ni extenderme más, ni ponerme trascendental.

Hasta pronto

PepaFraile dijo...

Querida Marta, me alegra saber de tí y te agradezco las palabras...muchísimo. Son momentos puntuales en los que la única manera de aliviarme es plasmando por escrito lo que pasa por mi mente. Es así como libero algunas veces mis emociones, haciendo un pequeño agujero frente a los muros que, reales o ficticios, se muestran ante nosotros intentando frenar el paso. Un abrazo!

Publicar un comentario

Me encantará leer tu opinión. Sé una de esas personas...

Páginas vistas en total