29 may. 2014


CONJUGANDO EL GUSTO POR LEER

Vamos a decir que no soy, ni por asomo, una experta en estilos literarios ni nada que se le parezca. Pero me encanta leer y escribir, como algunos de vosotros ya sabéis a través de mis novelas. Y pongo este "pero" aún sabiendo que donde haya un "aunque", un "y" un "sin embargo", que se quiten los nexos contrapuestos. 


El caso es que lo que me apetece compartir con vosotros en estos minutos es una reflexión sencilla acerca de los gustos que cada uno tiene por la lectura de determinado tipo de literatura.
Y esa reflexión me ha llevado a pensar y ahora a dejar plasmada en esta nueva entrada que me gusta leer casi de todo. 
Hace unos años una muy querida amiga hizo un apunte sobre los comentarios que lo le hacía sobre lo que iba leyendo. Me dijo: -¿Tú te has dado cuenta que lees a muchas más autoras que autores? Hasta el momento ni siquiera había sido consciente, aunque era cierto. Habrá alguna razón que quizás me pare a analizar en otro momento.
Siempre me han atrapado y abducido las novelas en las que la trama se enreda en una historia familiar, de aquellas en las que los personajes siempre callan más de lo que cuentan y en las que los enigmas se van abriendo y descubriendo al lector mientras éste, osease yo, se ha mordido hasta el último pellejito de la última uña que le quedaba viva. Con los años he explorado para mis adentros algunas razones de ese por qué, aunque eso sea harina de otro costal. Y Sí, lo confieso, me muerdo las uñas desde que nací, incluso puede que antes.
He descubierto que me encanta la novela romántica, de la que además soy parte activa a través de mis novelas; la novela histórica, con la que he disfrutado muchísimo dejándome llevar a través del tiempo y de sus personajes; la novela de fantasía y ciencia ficción con la que se me cae la baba cuando imagino a su autor o autora recreando mundos paralelos en los que la creatividad va echando chispas en cada frase; la novela negra y policíaca, con la que descubro muchas veces que ni los buenos eran tan buenos y hasta los malos pueden despertar un poco de compasión; la novela de aventuras, en la que sin darme cuenta me convierto en espectadora implicada hasta el final. 
Soy lectora y escritora, muy lectora de todo lo que me gusta y tengo la suerte de dejar caer en mis manos muchas lecturas que me encantan, me ayudan a mejorar y me acercan cada día más a ese mágico hilo en el que se conjuga y se vive intensamente la conexión con un mundo paralelo a través de las palabras y de la literatura.
Pepa Fraile 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me encantará leer tu opinión. Sé una de esas personas...

Páginas vistas en total