27 jun. 2014


LA PARRA: Donde los miedos no alcanzan.

Pepa Fraile
Cada día que pasa tengo más y más claro que compartir es sumar. 
Que la suma de muchos es más y mejor. 
Que la generosidad espontánea con pequeñas cosas te hacen más normal, que ya es mucho. 
Que el desinterés por acaparar lo que no te pertenece alimenta el alma y arruga un poco menos con el paso de los años. 
Que donde unos ven el origen de un peligroso fantasma y el comienzo de una alerta inventada otros vemos el principio de una enorme inseguridad que traspasa cada poro detrás de una sonrisilla inoportuna, el nacimiento del más ridículo de los miedos imaginarios y el preámbulo de aquello que los perseguirá toda la vida si alguien no les hace el favor de zarandearlos: Inmadurez. Con mayúsculas. 
Bastante tengo yo con mis propios miedos y fantasmas, que no son de los que hablo aquí, como para tener que asumir los de los demás. Lo que me faltaba. Aunque he visto mucho de esto, que para eso ya tiene una servidora una edad más que considerable, sin embargo, no dejo de sorprenderme cuando tropiezo con personas que luchan a toda costa por mantener ridículamente algunas parcelas de cotidianidad guardadas como si fueran un tesoro con el que pudieran alcanzar la gloria eterna. ¿Será así y yo no me he enterado? Es posible aunque no lo creo. Esa inseguridad y esa inmadurez los traiciona más tarde o más temprano. 
En la mayoría de los casos me encanta pasar algunos ratos “En la parra”, en mi mundo interior que en ocasiones comparto con vosotros cuando lo que intuyo a mi alrededor no me gusta demasiado. La parra me ayuda a pensar, a desintoxicarme, a poner distancia. La distancia me ayuda a acercarme a las razones, y siempre acaban siendo las mismas. Por lo demás, gasto mis energías en otros menesteres más interesantes.Soy muy de sinónimos. A saber sobre compartir: Sumar, añadir, juntar, agregar, integrar… A ver si se enteran todos aquellos que retienen lo que no toca ni es suyo. Y hasta el día de hoy sólo hay algo que no tengo la más mínima intención de compartir: A mi marido. Pepa Fraile 2014

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me encantará leer tu opinión. Sé una de esas personas...

Páginas vistas en total